🇵🇪Work and Travel: Gatlinburg

Mi primera experiencia como parte del programa Work and Travel la tuve en la temporada 2018-19 en Westgate Resorts. Aquel verano todos mis amigos iban a viajar (a otros departamentos y algunos fuera del país). Me iba a quedar bien solo en Lima y me dije: Si voy a quedarme solito que sea en otro país (ni que fuera cojudo).

work and travel sejo

Elección de agencia Work and Travel

Durante esas semanas, hubo una feria de agencias en mi instituto, de sapo me acerqué a revisar de qué eran las agencias (la primera que vi era de cruceros y, definitivamente, no me veía como marinerito), luego, estuve en el stand de la agencia más cara del Perú. Eso me desanimó un poco porque no hace mucho había realizado una inversión fuerte en mis equipos fotográficos así que, en ese momento, no podía costear su tan elevado precio. Sin embargo, al final de toda la feria, encontré una agencia con las 3B’s: Buena, bonita y barata (más adelante descubriría que de esas 3B’s solo tenían la última). 

Comencé todos los trámites y pagos en mayo, pero tuve que esperar hasta FINALES DE AGOSTO para recibir mi primera lista de empleadores (no es algo normal que demoren tanto). En fin, aquella lista parecía tener los trabajos menos populares, pero, a pesar de ello, postulé, sin embargo, no me escogieron. Sin preocuparme tanto me dije: «Puede que manden una mejor lista pronto», no obstante, esto nunca sucedió. Durante 3 semanas más, recibí listas donde solo encontré los peores empleadores/ las sobras. Para ese momento, me dejo de interesar el pago o el puesto, solo me importaba viajar y poder “vivir mi experiencia J1”.

Llegue a casa con todos los folletos habidos y por haber de aquella feria para tratar de persuadir a mi madre para que me apoye con el programa, explicándole que mi nivel de ingles era lo suficientemente alto para poder conseguir un buen puesto y que podría generar una ganancia al final de marzo. Al final, escogimos la agencia más barata, que para mi conveniencia se encontraba a unas 8 cuadras de mi hogar.

Elección de empleador

Me puse a revisar las ciudades de la lista de empleadores y encontré un paraíso de bosque y montañas: Gatlinburg, Tennessee. Una ciudad con el tamaño de Pueblo Libre, unas 15 cuadras de Parkway, que es la avenida principal, al final de esta se encuentra el parque nacional The Great Smoky Mountains (uno de los mejores parques nacionales de la costa este). Lugar tranquilo, no tan lejos de Florida por si deseas darte una escapada a la playa y clima no tan frío. Todas estas características fueron los motivos por los que decidí aplicar al puesto de Housekeeper en Westgate Resorts a las afueras de Gatlinburg.

Todo fue de maravilla: la entrevista de trabajo y la velocidad de papeleo con el Sponsor, pero, luego, caigo en cuenta que la agencia era la que se demoraba en responder, en sacar la cita en la Embajada y demás. Por ello, tuve mi cita los primeros días de DICIEMBRE y esa misma noche, luego de tener la visa aprobada, tuve que gastar unos $800 en mis pasajes de avión, ya que tenía 1 semana como máximo para llegar.

Lo barato sale caro (para algunos)

La gente que pude conocer en Gatlinburg fue espectacular, ¡Latinoamérica en la casa!, el trabajo no era tan tedioso y me permitía conseguir un segundo empleo. Sin embargo, no todo fue color de rosas, a los días de haber llegado a Gatlinburg, pude ver en Facebook que hubo toda una «situación» con la agencia, la cual había sido «estafada por un Sponsor Fantasma». Esto provocó que muchos participantes perdieran TODO LO INVERTIDO. Sin embargo, un grupo de los “perjudicados” logró viajar, pero la mayoría llegó a partir de la primera semana de enero. Incluso, un grupo de ellos llegó a finales de enero a la ciudad aledaña llamada Pigeon Forge.

Desde que pise tierras americanas, no supe más de mi agencia (ellos decían que habría un número de WhatsApp disponible las 24/7 para cualquier consulta o ayuda), yo seguí trabajando y festejando, disfrutando la experiencia a más no poder. Conocí un par de estados durante mi viaje: North Carolina, South Carolina, Georgia y Florida.

CONSEJO: Siempre consigan amistades con auto porque, en USA, sin auto no llegas a ninguna parte. Uber y Lyft muchas veces con precios elevados y dependiendo la hora o la temporada no había muchos taxis.

Roommates y el fetichista

Con respecto a mis roomies, les tuve mucho cariño menos a uno, el cual desde que llegó tuvo una mala vibra criminal, y sí, uso criminal porque terminó como tal: escapándose del país por una acción que realizó.

En pocas palabras, se la pegaba de YouTuber y un día decidió hacer un «prank video« a uno de nuestros roomies, el cual se encontraba con su novia, en la habitación, a solas. Broma de pésimo gusto que terminó con la policía llegando a nuestra casa para detenerlo y retenerle todos sus equipos electrónicos. Obviamente, fue separado de nuestra habitación, pero, al día siguiente, se regresó a Perú antes de que le abrieran una investigación. Yo siempre digo, desconfía al comienzo y de poco a poco ve soltando la soga, y te darás cuenta si es buena o mala persona.

Work and Travel – Temporada 21/22

Para mi segunda experiencia 21-22, tuve que meterme a una nueva carrera y a una nueva agencia. Sin embargo, se dio la casualidad que en la primera lista de empleadores que me dan aparecía 1 sola oferta laboral en la misma ciudad a la cual ya había ido (Gatlinburg), donde ya tenía contactos y amistades.

No la pensé tanto ni revise otras opciones y postulé a esa opción. Me entrevistaron y me preguntaron si conocía la ciudad, yo todo canchero les respondí: «Conozco la ciudad como la palma de mi mano» (son 15 cuadras a la redonda, tampoco era tan gigante). De ese modo, me contrataron sin más preguntas.

Cita en la Embajada

Aquí, tuve el dilema de las benditas citas en la Embajada (escasez como en los tiempos de Alan), como yo ya conocía la ciudad y la ruta para conseguir los pasajes más baratos, sin miedo al éxito compré mis pasajes a finales de octubre (NO LO HAGAS SI NO TE GUSTA VIVIR AL LÍMITE).

El problema fue que era finales de noviembre y yo no tenía la cita en la Embajada de Estados Unidos; pero sí, los pasajes comprados para el 12 de diciembre, y de la nada, un lunes, la Embajada saca un comunicado diciendo: “Hoy es el último día que abriremos el sistema de citas». Esto significaba que todos los que aún no tenían cita debían ir a meter presión a sus agencias o prepararse para viajar a Bolivia o Brasil para conseguir una. Un amigo mío que ,también, se había inscrito con la misma agencia y que iba a la misma ciudad que yo, andaba en los mismos apuros. Lo llamé y le pedí que vaya a meter presión a las oficinas porque él vivía a menos de 5 minutos. Así, él fue el primero en llegar y con la fe del Cuto conseguimos cita para los primeros días de diciembre.

En la cita de la embajada, el cónsul me pregunto si ya había viajado anteriormente a USA, si era la misma ciudad, si era el mismo empleador, una entrevista de 55 segundos y visa aprobada.

Después de tanto sufrimiento podía respirar tranquilo y aún así mi cabeza estaba en cuando me devolverían el pasaporte visado, ya que mis pasajes no eran flexibles. Viaja un domingo por la madrugada y pude recoger mi pasaporte el viernes en la mañana. Si tienen la opción de escoger dónde recoger su pasaporte no coloquen Miraflores, toma más tiempo porque tercerizan el shipping, es mucho mejor al frente de la embajada (yo recogí el mío en 4 días).

PD: Todo este drama con la demora en la cita en la Embajada es debido al Covid-19 y las regulaciones que existen en Perú que no permiten un aforo normal.

Diferencia entre la primera y segunda temporada

Mi punto de vista era completamente distinto, ya conocía la ciudad y alrededores. Creé un grupo de WhatsApp para poder ayudar a la mayoría de J1’s que llegaban por primera vez a Gatlinburg. Mi plan era distinto, ya no era generar ingresos. Era más una inversión a plazo largo aquí, desde donde les vengo escribiendo. Con mi “bolsa de viaje” más lo que ahorré trabajando, pude comprarme una camioneta en febrero y viajar desde Los Angeles hasta Tennesse en un gran roadtrip (Cruce casi todo el país de costa a costa). Todo está en colocarse metas y luchar por ellas.

Sejo 🇵🇪
Sejo 🇵🇪

Soy un fotógrafo profesional de 26 años. Solo utilizo cámaras analógicas (las de rollo). Creador de contenido. Tengo 2 Work and Travel y de poco a poco conociendo más estados (10/50)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *